Presentándose en la FAE.

El equipo “isópodo”.

Precisamente con este nombre y asociados totalmente a su trabajo científico, han sido reconocidos los representantes magallánicos en la Feria Antártica Escolar. Ellos son Paula Carrasco, Brandon Marcus y Javiera Pérez, quienes apoyados en todo momento por su profesora Francisca Gazitúa, presentan la investigación “Compost marino, peracáridos en acción”, consiste -como bien señalan- en crear una nueva tecnología para reducir residuos orgánicos-vegetales mediante la crianza de peracáridos, específicamente 18 isópodos (que tienen semejanza con los chanchitos de tierra), cantidad que fue calculada mediante la densidad del acuario que era de 50 x 50 cm.
“Teníamos dos acuarios (muestran la maqueta), en el cual en uno estaban los 18 isópodos que son como chanchitos de tierra pero marinos, y en el otro no teníamos ningún animal, que era el grupo control y dejamos en ambos la misma cantidad de piedras, arenas y conchas, y la misma temperatura, y les agregamos cada cuatro días los residuos, los primeros fueron lechuga, tomate y manzana, tres gramos de cada uno. Para los tratamientos tres y cuatro se les agregó tres gramos de acelga, para los tratamientos cinco y seis fue papa y en el siete y ocho fueron algas, que es su comida natural”, explicaron, agregando que cada vez que les ponían un alimento nuevo es el que más comían.

La aplicación práctica de este experimento es que estos isópodos pueden ser utilizados para eliminar los residuos vegetales, todo lo anterior en base a una idea de evaluar el compost.
Cabe destacar que esta investigación, les valió que fueran reconocidos en la Feria Científica Nacional Juvenil del Museo Nacional de Historia Natural de Chile, con el premio que les entrega la Fundación Ciencia Joven, que les valió pasajes para poder participar del campamento Kimlu.

Reconocen que les fue bien en la primera instancia oral de la Fae, pero son humildes en mencionar que ya con el hecho de participar ya se sienten ganadores. “Nos quedamos tranquilos con que al jurado les haya gustado nuestro trabajo, pero sabemos que hay muy buenos trabajos, y el mayor premio es compartir y conocer otras investigaciones escolares”, señala Brandon, y su compañera Paula complementa: “son espectaculares, el nivel es muy alto, ojalá pudiésemos ganar, pero está muy difícil”.

LPA

Agencia Digital Croop