Feria Científica.

Paula Carrasco, Javiera Pérez y Brandon Marcus, junto a Francisca Gazitúa, profesora de Biología, han estado en la búsqueda de una tecnología para reducir residuos orgánicos vegetales, compatibles con las bajas temperaturas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena. Para esto, durante casi dos meses alimentaron a isópodos marinos con residuos vegetales, específicamente manzana, tomate, lechuga, acelga y papa. Los resultados obtenidos hasta el momento, son muy interesantes, ya que comen de los residuos, sobreviven, e incluso se reproducen.
Así, este trabajo titulado “Compost Marino, Peracáridos en acción”; se postuló y quedó seleccionado para ser expuesto en la feria científica organizada por el Museo Nacional de Historia Natural de la ciudad de Santiago, en Octubre próximo. A dicho evento viajarán Brandon, Javiera y la profesora.
Agencia Digital Croop