Cuaderno de Bitácora.

El 13 de diciembre de 2019 en una ceremonia a bordo del buque español Hespérides y de manos del Comandante José Emilio Regodón recibimos como comunidad educativa el “Cuaderno de Bitácora” que conmemora los 500 años de la Primera Circunnavegación al Mundo. El objetivo de esta bitácora es que un grupo de alumnos pudiera escribir desde estas australes tierras, qué habría pensado Magallanes mientras descubría y recorría el estrecho. Debido a que la información que existe al respecto es bastante sucinta, esta descripción se debía basar en fuentes históricas y posteriormente con la imaginación sin límites de nuestros jóvenes se pudiera desarrollar un texto que se incluiría en la Bitácora.

A pesar de la pandemia y el confinamiento obligatorio que nos da la cuarentena, completamos el trabajo con 9 alumnos de los 8° Martinic, Samoré y Cuccuini. En este texto quedaron plasmadas las ideas, conocimientos e imaginación de:

Cristóbal Levin Maldonado
Elena Aros Álvarez
Florencia García Weber
Ignacia López Huerta
Isidora Vergara Oyarzo
Manav Mahtani Nandwani
Martina Lorca Messina
Nicolás Alvarado Villarroel 
Sofía Navarro Barrientos
Esta actividad estuvo a cargo de las profesoras de Historia, Geografía y Cs. Cs. Sociales Carla Rivas y Alejandra Mora.
A continuación les presentamos el texto escrito por nuestros alumnos.

30 de octubre de 1520
Ya llevamos cerca de dos años navegando y por fin encontramos lo que tanto anhelaba, el paso que nos llevaría a las islas de las especias. Este lugar esta impresionándome cada vez más…los vientos son fuertes…pero a lo lejos se puede observar humo…será fuego? me pregunto si será porque el clima es demasiado frío?… personas?…no era de esperarse en estas latitudes, pero estas tierras tienen que tener un nombre, por lo que las bautizo como Tierra del Fuego, ya que todas las noches las costas se iluminan de color anaranjado. 
La tripulación de los barcos espera con ansias llegar a nuestro destino, en cambio yo desearía poder explorar más estas desconocidas aguas y tierras, pero debemos continuar con nuestra travesía.
Tengo un poco de miedo, pero éste es superado por la emoción que habita en mí, por el sólo hecho de descubrir el tan anhelado paso que podría cambiar el mundo para siempre. Nunca se sabe qué esperar y por ahora lo mejor que puedo hacer, es disfrutar las maravillas del mar.

01 de noviembre de 1520
Hemos navegado durante unos días por este estrecho y en el trayecto nos dimos cuenta de lo pacíficas de las aguas y que a veces nos acompañan unos pequeños delfines de color blanco y negro. Todo es nuevo para nosotros, pero estamos preparados para todo. 
Después de perder nuevamente una nave producto del motín de Esteban Gómez, quien ha decidido volver a España con una parte del alimento y de la tripulación, sigo explorando estas aguas y bautizo el paso como “Estrecho de Todos los Santos” en honor a la festividad que se celebra este día.

27 de noviembre de 1520
Llegó un momento en el que tuvimos que tomar una decisión muy importante, la respuesta era incierta, era todo o nada, teníamos que decidir si dirigíamos el rumbo hacia el norte o al sur, por suerte decidí bien y estamos saliendo las 3 naves del estrecho para adentrarnos en el mar del Sur que bautizo como Pacífico debido a su calma. Ha sido un difícil trayecto, del cual no me arrepiento, pero ya que estamos del otro lado continuaremos con nuestro camino. Ahora sólo queda llegar a las Indias, quien sabe que sucederá después…

https://www.flickr.com/photos/organize/?start_tab=one_set72157716558375228

Agencia Digital Croop